4 oct. 2010

A raíz de la visita a Setba Zona D'Art

Para explicarme bien:

He ido ya a varias inauguraciones, pero literlamente no he tenido tiempo de editar.
Cuando digo editar, no digo hacer una película ni nada de eso.
Mi intención con este proyecto es solo acercar lo que pasa en la ciudad de Barcelona (por ahora) entorno al arte contemporáneo, del mismo modo que lo hace James Kalm en NY

Respecto a esto, surgen un par de preguntas, si es legítimo o no mostrar la obra de artistas, si tengo derecho, si se puede, si...
Pues yo creo que sí. Primero porque yo no saco nada.
Cuando decidí irme a NY, no sabía ni qué era una galería, ni cómo funcionaba ni dónde estaban ni nada. Es por eso que comencé enviando mis miles de solicitudes a los museos.
Luego, cuando comencé con las galerías, me ayudó mucho a entender el sistema los videos de James Kalm.
Mi intención es la misma, de hecho sería genial que alguien lo hiciera en cada ciudad, y que mediante la cámara de otro pudiera ir a ver tal expo o tal obra en Paris, Salamanca o Burdeos.
Respecto a los derechos o no derechos, dejo aquí los derechos de los usuarios de museos y centros de arte que escribió Juan Antonio Ramírez (JAR para los alumnos).

Entre los que destaco:

"5. Derecho a que los usuarios puedan generar su propia información realizando fotografías o vídeos personales. La realización de fotografías privadas (que no generan ningún beneficio económico) no es contraria al respeto a los derechos de autor, y siempre que el artista o el dueño de esos derechos
no lo haya prohibido expresamente o que deba impedirse por razones de conservación de la obra, debe permitirse.
La restricción del derecho a la fotografía privada supone una grave limitación de los derechos profesionales de artistas, críticos o profesores de historia del arte: algunas obras de arte sobre las que pesan esas prohibiciones no pueden ser analizadas, divulgadas o reevaluadas en las mismas condiciones que otras que sí se pueden fotografiar o grabar en vídeo, disminuyéndose así las libertades de investigación, de expresión y de cátedra. Es cierto que la utilización generalizada de las cámaras puede producir incomodidad en otros usuarios, pero puede establecerse un rápido y sencillo sistema de obtención de permisos mediante el que cualquier estudiante, profesor, artista, crítico o profesional de la cultura pueda, mediante las acreditaciones más habituales, hacerse con un distintivo que le permita realizar fotografías sin problemas. 

Por otra parte, los museos tienen la obligación de catalogar y documentar las obras que custodian, y deben planificar sus archivos teniendo en cuenta la conveniencia de disponer de imágenes digitalizadas que puedan entregarse a quienes las soliciten.
Finalmente, hay que recordar que el interés por realizar grabaciones personales se extiende a la arquitectura y a las instalaciones de los museos y centros de arte: estudiantes, docentes y profesionales de museología, así como arquitectos y montadores de exposiciones, pueden necesitar también registrar cosas relacionadas con la circulación de los visitantes, el diseño de las exposiciones temporales, iluminación, etc. No es razonable impedirles el desarrollo de esta actividad."





Por eso, aquí está el segundo video. El intento de visita a la expo de Setba Zona D'Art.

No hay comentarios: