11 jun. 2014

Pulsiones dominantes

Pensando en Ramírez hoy, no se por qué razón…






"La creación plástica contemporánea está muy definida por parámetros institucionales y obedece, en el caso de la arquitectura, a encargos muy precisos. Pero existen también de modo paralelo, otras actividades, generalmente de espontáneos que desean materializar sus sueños privados ejecutando obras que nadie les ha encargado y que surgen al margen de las instancias que rigen en la actividad artística ordinaria. La pasión subjetiva y el capricho personal son en esos casos las pulsiones dominantes. ¿Y cómo no ver en ello la motivación secreta más intensa de donde surge toda la actividad creativa?"

Por materializar los sueños y dejar las palabras para los libros, los cuentos y los discursos, porque a mí me formó gente como Ramírez, que iba mucho más allá de sí mismo, del arte, del encargo, del marco del cuadro. Por eso creo que hoy pensé en él y en este libro de terribles sueños realizados.

31 may. 2014

Mi casa

El carmesí es el tinte conseguido a partir del kermés lidio (Coccus ilicis), un insecto; la púrpura se consigue machacando cefalópodos denicios (Murex trunculus); el rojo europe viene de la flor de la granza, de donde toma su origen la palabra "garantía"; el minio es el rojo mercurial y los hijos de cinabrio y del minio son los libros "minados" y las "miniaturas"


28 may. 2014

Jamás se regresa

Me pasa una amiga esto:

"No te enamores de una mujer que lee, de una mujer que siente demasiado, de una mujer que escribe...

No te enamores de una mujer culta, maga, delirante, loca. No te enamores de una mujer que piensa, que sabe lo que sabe y además sabe volar; una mujer segura de sí misma.

No te enamores de una mujer que se ríe o llora haciendo el amor, que sabe convertir en espíritu su carne; y mucho menos de una que ame la poesía (esas son las más peligrosas), o que se quede media hora contemplando una pintura y no sepa vivir sin la música.

No te enamores de una mujer a la que le interese la política y que sea rebelde y sienta un inmenso horror por las injusticias. Una que no le guste para nada ver televisión. Ni de una mujer que es bella sin importar las características de su cara y de su cuerpo.

No te enamores de una mujer intensa, lúdica, lúcida e irreverente. No quieras enamorarte de una mujer así. Porque cuando te enamoras de una mujer como esa, se quede ella contigo o no, te ame ella o no, de ella, de una mujer así, jamás se regresa..."

-Martha Rivera Garrido, poeta dominicana


23 may. 2014

Queridísimo Karma:

Yo aquí, así. Y Marina Abramovich viene al CAC de Málaga, y además con una exposición que se llama "Holding Emptiness".

No sé si jamás he creído en las señales, pero si existen, esta es una.

Y cito:

Marina AbramovićHolding Emptiness invita al espectador a que participe, incitándole a que experimente con las sensaciones que transmite su trabajo. Parte de su obra es la interacción y el flujo de energías que se produce en la sala expositiva.

Y repito. Sentí amor al verla la primera vez en el Pompidou, y en los videos con Ulay, en sus gritos, su arco, su flecha, su sangre, la miel, el archiconocido video del reencuentro. El camino por la muralla china y todo lo que para mí significa.

Anoche por casualidad, solté a Borges (que es lo único que me pasa por la garganta estos días, porque  no estoy para leer margaritas) y me puse a ver "The Artist is Present", que para los que no lo sepáis, está entero en internet.
Y me corrieron mil hormigas por el cuerpo. Con ese cuerpo me dormí, y hoy se inaugura su exposición en el CAAC.

Así que tan pronto sea libre me iré a Málaga a experimentar y sentir todo lo que mi cuerpo pueda.

30 abr. 2014

Más allá de mis tendencias

Más allá de que "soy de contemporáneo". Estoy sintiendo la Primavera, el calor intenso sevillano que te va quemando la piel en lo que tú tardas en beberte una cerveza.
Más allá de eso, pienso en Prerafaelistas, en Ophelia, en los juncos, el agua casi quieta, los insectos volando a ras, las flores silvestres, la luz entre las hojas.
Flotar, no pensar, enfermar posando en una bañera.


23 abr. 2014

De un tiempo a esta parte

Ayer alguien me dijo que aún seguía mi blog, pero que ya no escribo nada. Hace casi un año que parece ser que no tengo nada que contar o al menos que no me apetece contar nada.
Hace un tiempo, este blog era un pequeño rincón dónde dejaba algunas de las palabras que escribía cada día, escribía para mí, escribía por trabajo, escribía aquí y escribí emails inmensos a mis amigos lejanos.
No se si se me han quitado las ganas, si he perdido la capacidad o es que simplemente se me ha apagado la luz.
Estuve deseando que el 2013 se terminara. No es que estos 4 primeros meses del 2014 hayan sido un baño de creatividad, paz y alegría, pero por ahora cruzo los dedos y toco madera para alejar catástrofes mayores y disfruto de las pequeñas cosas que hacen que estos meses sean mejores que los anteriores.
Lo que sí hago (pero no lo escribo) es echar mucho de menos el arte, los espacios, los temas, la observación, el respeto...
No idealicemos, trabajar en arte (en galerías concretamente) implica trabajar para más de un personaje que pagaría por no volver a verle la cara en mi vida. Pero el trabajo, el trabajo en sí...qué delicia. Verdaderamente qué delicia.
Ahora miro cuadros, revistas, espío en la red, envidio en las noticias y en las redes sociales, y así voy callando el hambre. Cuando me cruje busco una obra y la miro un ratito.
Creo que es eso por lo que no escribo, porque cuando lo dices, cruje más fuerte.
Tampoco hablo mucho de arte, me lo he quedado dentro y como digo, lo hago a escondidas, como un amante, como un secreto, con amor, con vicio.