29 ago. 2009

De venidas

Madrid, 9.20 de la mañana.

Me he despertado pronto porque este piso mío es un arma de doble filo. Si cierras las ventanas te garantizo que no llegas a dormirte, si las abres te garantizo que te despierta el sol temprano.

He vuelto después de más de dos meses a esta ciudad...y la verdad es que no la he echado de menos...no, a Madrid no. Y menos a Madrid en Agosto, me niego.
Pero creo que desde que me vine aquí hace 5 años, nunca me había pasado tanto tiempo seguido sin asomar la nariz por la capital (excepto el paréntesis NY). Siempre era la cosa de tener una excusa para volver.
Este verano no hubo excusas, o quizás demasiadas cosas que hacer, poco dinero. Madrid no contaba conmigo ni yo con ella.
Llegué a las 9 de la noche. 9.30 por ser yo. Un calor de mierda, atasco, Mendez Álvaro hasta la bola...pero oye, se siente como en casa, esa imágen desde la autovía tan desoladora es imagen familiar.
Y ahora, me pregunto...cuando esto se acabe y haya una despedida y no tenga mi casa esperándome...¿Qué me quedará de Madrid? No será mi ciudad de residencia, ni donde estudio, ni donde vive mi familia...
Siempre he sabido despegarme bien de los lugares, porque siempre quedaba alguien de la familia allí o un vínculo inseparable (ser la ONU es lo que tiene). Pero ahora...esto es totalmente nuevo, como lo fue la ciudad para mí al llegar.
En mi pared tengo una foto de una pintada que pone:

"You don't know how hearts burn for love that cannont live but never dies"

Madrid 9.31 de la mañana.

21 ago. 2009

Summer sessions...

Ya estoy aquí...
He vuelto, pero este cacharro del demonio no me deja colgar el resumen del verano que había preparado. Un video en el que está todo comprimido, corregido y mejorado, para no tener que estar explicando tooodo.
Pero como por ahora no consigo colgarlo solo diré que ha sido un curso fantástico en el IED, que he aprendido muchísimo, que me lo he pasado mejor, y que luego me he pegado un descanso merecido con premios kinder-sorpresa de regalo.

Pero por ahora Solo dejo una recomendación que me parece imprescindible y que ha supuesto para mí una de las cosas más bonitas que he visto nunca...quizá fue la noche, la magnífica compañía (gracias gracias), que era mi tierra, o el olor de los pinos. No lo sé, pero por favor! id a ver la obra de James Turrell en la fundación Montenmedio en Vejer de la Frontera (Cádiz). Al amenecer! pero vedlo entero.
No sé si tendreís mi suerte de estar solo dos personas, una manta, una almohada y la noche bajo la luz de Turrell y del cielo, pero sea como sea, será una gran experiencia, lo garantizo.

Por ahí en facebook está el video que hice, no se aprecian los colores ni de broma, pero igual si se capta un poco el ambiente.

Nos vemos pronto
Andrea

PD:
Y como la música se comparte, y conmigo lo han hecho, yo os lo transmito, que llevo con esta canción colgando un mes. Ya me conocéis, como se me meta una en la cabeza...