11 jun. 2012

De lunes

Yo alguna vez he mencionado que no bebo café jamás, me sienta mal. Hace unas semanas me tomé un café en el trabajo (un café con leche) y me entró una angustia como las de antes de entrar a un examen de estos que sabes que te van a dar hasta en el cielo de la boca.
El caso es que hoy es lunes, y aunque me fui a dormir temprano, sí que me he despertado varias veces con mi temor extremo e irracional a las cucarachas. Me da la sensación de que las oigo por todos lados, aunque solo he visto dos desde que estoy ahí y las ha cazado mi gato.
Todo esto para decir que hoy es lunes y lo he comenzado bebiendo un café del color de la leche de un bebé.
Al ser lunes me he puesto a mirar mi prensa habitual de diseño y arte (porque la común la miré ayer durante el desayuno y atención al percal que me encontré)


Desayunos de domingo estropeados por el contexto económico...

No voy a hacer ningún análisis de la actualidad política o social aquí porque ni es el sitio ni tengo ganas. Además yo creo que todo el mundo que me conozca un poco sabe lo que opino.
Pero sí que voy a hablar de algo que hace unos días que quería comentar.

Estoy pensando en Takeshi Miyakawa, que la semana pasada leyendo 
designboom me encuentro con la siguiente noticia: este buen hombre residente en NY durante buena parte de su vida decide hacer una instalación de luces urbanas para la semana del diseño de NY. Estas luces consistían en la clásica bolsa I (heart) NY que te dan en muchos establecimientos de la ciudad.

instalación del artefacto (via designboom)

resultado :) (via designboom)




La instalación era muy sencilla, un generador, la luz, un par de cables y al bolsa. Un vecino de la zona la vió y llamó a la policia. Acordonaron la zona y vinieron equipos especializados en explosivos...para desactivar una luz.

El artista fue arrestado y puesto en prisión con cargos...y ahí empezó el movimiento mediático. Varias publicaciones conocidas comenzaron una petición online para liberar al artista, que rápidamente recibió un fuerte apoyo. Hace unos días ya se avisaba que había sido liberado y se agradecía la cooperación.

La paranoia es algo muy peligroso, más en un país donde todo el mundo es potencialmente sospechoso. Pero esto no solo responde al perfil histérico, controlador e incompetente del americano medio y por ende de su sistema. Es un problema de ignorancia, y de muy poca capacidad de escuchar. Son muchísimos los artistas urbanos que han sido multados, o arrestados por expresarse en la vía pública. En este caso además había 4 cables, y eso puso en jaque a la gente de un país en el que se vive con miedo a represalias violentas por sus acciones políticas.

La pregunta, decían, era si un artista debe ser responsable de todas las posibles interpretaciones de sus piezas. Pues no lo creo. Pero para mí la pregunta es si la gente antes de interpretar no podría simplemente preguntar, interesarse, entender lo que quieran o lo que puedan y luego interpretar. Para mí es un problema de educación.

Pero parece que hoy en día no hay tiempo para tanto.