25 jun. 2008

achús, como un estornudo.

Por lo visto es lo que hay.
Hablar de eso, queda demostrado, no es la solución. Así que hagamos un repaso.
Granada está bonita la verdad, piscina, sol y todo eso, pero como estoy jodidamente resfriada, cunde poco. La putadita es que esta ciudad ya no es solo mía.
Debido a la ingente cantidad de cosas que tengo que hacer ahora, me veo un pelín saturada, pero la realidad es que al día en verano siempre le han sobrado horas, y esta vez le sobran mucho más que horas. Hay que encontrar un buena opción de trabajo, mudarse a pulso, ver a un montón de gente, sacarse el bendito carnet, ir al médico, ahorrar y salir de aquí a carajo sacao.

Me tengo que curar el resfriado.

No hay comentarios: