19 jun. 2008

¿suerte?

A las puertas del segundo...

Yo, precisamente, no soy de ese grupo de gente que nació con una flor en el culo. No lo soy, hay que admitirlo.
Tengo amigos, que no es que tengan una flor, es que tienen todo el macetero. Eeee eso ha sonado fatal, pero nos entendemos, no?
El caso es que con esa gente siempre me quedo maravillada y pienso que porqué no me pasarán a mi esas cosas. Luego la gente se queja cuando dice que no disfruto, pero es verdad, no me gusta alegrarme de las cosas hasta que son absolutamente seguras, soy así, prefiero eso a la caída en picado producida por mi suerte nada más que mediocre.
Pero hoy señores, ha ocurrido algo histórico: la suerte (espero, a ver si luego no me doy el batacazo) se ha dado un paseo por mi lado, tampoco es que me haya sonreído directamente a la cara.
Pongámonos en situación: Dos días, dos exámenes. En el primero el tipo test acechaba, y la técnica de pito pito gorgorito parece ser que ha hecho sonar la flauta. Y hoy…hoy ha sido de esas cosas de por los pelos. Me he ido prontísimo a la facultad, y cuando llego al aula, como 40 minutos antes me pregunta una chica que cómo es mi esquema…¿esquema? ¿qué esquema?...el que dejaba traer para que lo usaras para escribir el examen.
Vamos, la idea era elegir un texto y hacer un ensayo en base a tu esquema. Bueno pues en esos 40 minutos me he hecho un esquema que ni el libro de Ramírez. Mal no hay nada, creo, y no sé si considerará que falte o no, yo pienso que puse todo lo que se podía poner y desarrollé e hilvané como mejor pude. Y si no, a la revisión iré de cabeza (veis? En bandeja de plata y ya me veo con el suspenso en la cara de “Dios mío es imposible!”).
Ayyy divina providencia. Sé que estas cosas pasan una vez cada mil, pero bueno, al menos pasan.
Mientras, espero más buenas noticias o mejores. Por cierto, el partido: 2-1 ¿po-de-mos? PO-DE-MOS.

No hay comentarios: