29 abr. 2009

un poquito



Me he despertado con un resorte en el culo. Mi última oportunidad para hablar con Urrutia (yo como siempre...). Pensé que llegaría la primera: son las 10 de la mñana y la tutoría no empieza hasta las 11...malo sería. Pues no. Ya había una chica sentada en la puerta. Para mi tranquilidad a ella le pintaba la cosa un poco peor que a mí, yo ya había ido un par de veces a hablar con él y ya había presentado el trabajo...ufff...

Para cuando fueron las 11, había más gente que en la guerra y el pobre con un cabreo...
Le enseñé mis dibujos y mi idea (a la cual los primeros no hacen mucha justicia, pero en fin). Y le ha parecido muy bonita, pero creo que quiere destruir mis columnas para hacerlas más...abstractas. ¿Mil años pintando persas y ahora me dices que no? No me sulfuro porque es un pedazo de profesor, las cosas como son.

A todo esto, no sé si lo he comentado anteriormente, pero este jaleo viene a cuento de un trabajo de la asignatura de diseño: Diseñar el decorado y vestuario para una escena de una ópera (a elegir entre tres). La mía es el aria de la reina de la noche de la flauta mágica por varias razones. (lo siento si ya he contado esto o puesto el enlace, pero no me acuerdo y no me voy a poner a mirar ahora).

Así que aquí comienza mi periplo. Hoy es miércoles, ¿no? bueno pues me mudo el viernes y entrego este trabajo y dos más el lunes. Afortunadamente tengo una ayuda excelente que me van a ayudar y por turnos a sobrevivir a esto. Si es que luego lo pienso y digo...pero si yo no tengo tantas cosas..."cállate anda, cállate".

Bueno, aquí os dejo una foto de los bocetos, que los dibujos finales buenos se los queda una servidora (y a parte los tengo que terminar este fin de semana...ejem ejem).

27 abr. 2009

Tres...

Cómo joden las cosas. Cómo jode enterarte de la verdad por otra boca, es más, cómo jode que te mientan.
No quiero hablar de eso más.
Max, mi jefe en NY a puesto un video de mí en Facebook. Se llama "interns never grow old" son imágenes mías que ha montado sobre una canción. Es bonito, aunque sea triste. Me siento parte de esto como formara parte de una obra, y aunque no salgo muy favorecida (las cosas como son) quiero pensar que Max decidió grabarme en ese momento por algo en concreto.
No sé si he mencionado a Max como artista por aquí alguna vez. Si no, ha llegado el momento:

http://www.artreview.com/profile/maxcarlosmartinez

Por ahora, mudanza, colores como Max, muchos trabajos para entregar y convencida del teatro de Carpio.
Take a Bow.

16 abr. 2009

De paso


Se me había olvidado.
En el bus de Granada a Madrid hace una semana, me tocó el primer asiento, que nunca estoy segura de si me gusta o no. Tuve suerte y al poco tiempo la persona de al lado se fue a otro sitio, lo cual me permitió estirarme e intentar dormir. Como yo así en general ocupo poco, no me cuesta hacerme una pequeña bola y encajar entre los dos asientos. Y cuando estaba tumbada me vi en ese espejo retrovisor del conductor, con el móvil al lado, esperando un cambio de planes que no llegó. Pero bueno, dió para hacer esta foto que está curiosa.
Terminé ese día el último que compré de Proust, al cual me estoy aficionando a masticar cada vez más. Mi idea este fin de semana, una vez más es terminar lecturas, descansar, reirme lo que pueda y "robar comida de casa" más la que nos comamos nosotras.
El tiempo no acompaña, pero sí las ganas.
La semana que viene TENGO que ver 3 exposiciones, sin falta, terminar los bocetos de la Ópera para Urrutia, hacer las lecturas de cine, y la recensión de "lo bello y lo siniestro", ir a baile, ir a clase, y mantenerme con vida. Vamos, que tengo temas para entretenerme.
Si alguien pretende colaborar para la mejora del momento, que levante la mano...bueno, mejor que mande un mail, pero que no me mande un mensaje. Mi móvil se ha roto y no los recibo...pero qué suerte tengo.

15 abr. 2009

Alberto Corazón

Es curioso la poca atención que uno le presta a cosas que le rodean cada día. A veces tienes cosas ante tus narices y no te preguntas porqué son así, o porqué te acomodas con ellas, y simplemente convives.
Presenté hoy, (muy suéltamente por cierto) un trabajo sobre Alberto Corazón. Artista y diseñador de la mitad de las cosas que te suenan: la imagen corporativa de la UAM, de cercanias RENFE, de unos cuantos ayuntamientos y comunidades autónomas, de la ONCE, de MAPFRE...la sensación de que el diseño te rodea es constante, lo importante que es y lo que representa, comienza en las líneas, colores, detalles, tipografías...que nos expresan todo el ánimo del nombre que "adornan" es una imágen, un concepto instantáneo frente al que nos encontramos. Y puedes estar dos horas, cada mañana, toda tu vida mirando un cartel, hasta que un día caes en la cuenta de que no es solo un nombre. Es mucho más.
Ha sido mortal hacer este trabajo, pero me ha encantado.

6 abr. 2009

Breve reseña

Y no hubo telón...vaya obra.
No sé si mencioné que era teatro sensorial, la obra se llamaba "el amor eterno" y no podía ser más irónica la cosa. Al final salímos de ahí un poco con un petardo en el culo, cantándole a Paula feliz cumpleaños y preguntándonos...¿qué acaba de pasar aquí?. Así que aun estamos en proceso de realizar nuestra propia obra, en la que la excusa bucólica sea omitida, porque al fin y al cabo...es puro teatro.

No sé, no digo que no fuera sincera tanta...expresividad, pero al final todo se vino abajo con unos cuantos comentarios y un par de acciones que nos dejaron (al menos a nosotros) todo a la luz.
Yo que tuve ya mi época de qué bohemia es la vida, iba con eleno, paula y sebas que de eso también ya saben un rato, y al salir, entre risas analizábamos la situación y llegamos a varias conclusiones, y es que a alguna gente, que finge la profundidad...se le ve el plumero.

Después del teatro los dias se han ido sucediendo, yo estoy en casa, en mi sur y cerca de cumplir años...a mí generalmente es un día que me encanta, pero este año vuelve a ser en Semana Santa (la cual por cierto ni estoy notando, aunque ayer olía a incienso toooda Granada y sobraba el abrigo) lo cual es un poco deprimente, porque todo el mundo está a lo suyo y

Por ahora estoy aquí, su cervecita a un euro, su sol, su jardín y su nevera llena. En casa, sentada muy cansada, pero eso es la época. Leyendo bastante, terminando deberes y con la frase aquella en la mente de "no querías azúcar? pos toma caña..."

2 abr. 2009

Japón, campanas, cortos y señales.



No me siento bien abandonando este lugar. Así que vuelvo a dejar una huella por aquí.
Volví de Japón, brutalmente consciente del problema de la globalización. Una pseudocultura se come a la ancestral, la quietud y la paz, el papel y la madera son engullidos por colores estridentes, ruido a saco y Louis Vuitton (o…Di! Ai! Ou! Ar! DIOR!). Un país cuya juventud prefiere la carne al pescado (en la mesa), y a la bandera blanca y roja prefiere meterle un poco de azul, y que el sol que nace sea con la clásica forma de estrella.
Por ahí por Facebook andan las fotos, y algún trazo de lo perdido que te puedes encontrar allí, pero lo fácil que es encontrarte. Y que si he aprendido japonés? Y que si me he comprado algo en japón? Pero macho! Si he comprado hasta arte! Y hay que ver lo que es la vida…una galería es una galería aquí, en NY y en Japón.
En fin señores, que con la tontería hace 2 semanas ya que volví y las cosas han dado como 2 vueltas de campana y aún no siento que se haya quedado en su sitio, o que lo haya encontrado. Tengo aún muchas cosas que decidir pero tengo como el triple que hacer, y a parte cumplo en breve una primavera más (cómo me gusta haber nacido en Abril!).
Como estoy muy Kantiana, me voy a pasar al positivismo crónico para el día de hoy, a pesar de que me queda una larga tarde de Ceán Bermudez (si no sabéis lo que es os esperáis un par de días y os mando un dossier y una presentación). Pero esta noche teatro!!! :D. Prometo reseña que seguro que la merece.
Mientras os dejo con el trailler del corto de las narices que tanto le costó nacer. El lunes hubo alfombra roja…bueno casi, y celebramos los largos meses de trabajo de las directoras y el esfuerzo de todos para echarles un cable a un par de chicas que valen mucho.