14 nov. 2011

Cosas buenas que pasan a mi alrededor.

Hoy me he encontrado con un email lleno de cosas buenas de mi amiga Elena.
Nos escribía a todas las de la facultad para decirnos que ella y Joaquín (su pareja) se trasladan a Munich a vivir. Ambos vivían en Almería por cuestiones de trabajo y han tomado una decisión que estoy segura, será para bien. Ya tienen piso y allí que se van con su perro. A buscarse las habichuelas.
Nos contaba que los ciclos se acababan y necesitaban buscar cosas nuevas:

la cosa es que, obviamente, el ciclo almeriense ha terminado para los dos. En este país ya sabéis que la situación no es muy favorable, y tenemos varios amigos ya emigrados que nos han animado bastante. vamos a probar, a estudiar alemán súper intensivo (ya tenemos curso en la universidad, también), y a ver cómo están las cosas por allí.

Se van allí con ahorros y ganas y a lo que salga. Y la verdad es que les auguro muchas cosas buenas. Son gente buena e inteligente que sabe hacerse su sitio.

Es curioso porque justo anoche hablaba de la necesidad de cambio y de salir de aquí, de cómo buscar, de dónde buscar, de cuáles son las opciones. A veces se queda uno mirando al infinito, imaginándose otras paredes, otras temperaturas y otras cosas que hacer. Aquí hay muchas ganas, pero muy pocas posibilidades. Y seamos realistas, como dice Elena, en este país la situación no es muy favorable, asíque es normal que la gente joven que tiene ganas de hacer cosas y de vivir decida mirar hacia otras latitudes.

Cada vez que he cambiado de dirección postal he sentido que el lugar no era lo que importaba, son las ganas, las ilusiones, las cosas nuevas, y el estado en el que vayas tú. Anoche lo pensaba y lo decía, y es que lo importante es querer y tomar la decisión, saber buscar y tener una maleta y un billete.

Buen viaje chicos, habéis sembrado una semilla.

PD: Elena, lo bueno del skype es que funciona igual de bien NY-Madrid, Barcelona-Almería o Berlín-Munich, y además seguiremos ahora más que nunca en unmetrocuadrado, no? :) allí te espero.

No hay comentarios: