20 sept. 2009

Retomando la costa.

Barcelona. No sé si lo he dicho antes, pero cada vez que digo Barcelona me viene la voz de Monserrat Caballé en las olimpiadas del 92: Barcelooooona tututututum (eso es la parte de percusión de la orquesta). Me viene a la mente con música y todo, no lo puedo evitar.

Bueno, pues aquí estoy ya. Ayer hasta las mil recogiendo, organizando y decidiendo y hoy a las 6 de la mañana en planta para que los de vueling me dieran por el culo pero BIEN! qué hijos de puta.
Pero llegué. Y lo primero que ví fue el mar, la costa, olas, barcos, mucha mierda en el agua...pero la mar. A las 10 de la mañana pisé suelo y a las 10.30 veía esta enooorme cama en esta enooorme habitación. La genial compañía, la perrita...y un porro de bienvenida en la ventana. Joder que doy a la calle! a la calle entendéis!? Fuimos a dar un paseo y...welcome al dejá vu: El bar de al lado se llama Caracas, y tienen tequeños, arepas, cachapas, caraotas, y jugos de lo que quieras...esto me ha pasado a mí antes...claro! en NY! ayyy ese bar caracas...mira si me salvó mañanas!
Y nada, paseos, y pruebas de conciertos, porque van a ser las fiestas de la Mercè y por lo visto aquí se lía parda con eso...mmm...pues vale.
Comprita, siestecita y nos hemos ido de cañas con sus amigos (la flota italiana...qué gente, de verdad...), pero yo ando muerta. Y primer toque de realidad. A la perra se la suda que tu estés cansada, así que al llegar hemos ido a pasearla...y es curioso pero al final mola, es un momento de tranquiladad post-jarana que a mí me ha sentado bien.
Es bastante tarde y estoy que me muero, pero quería escribir antes de que la sensación sea distinta.
Echo mucho de menos y me acuerdo de muchas cosas, sigo esperando una llamada de teléfono, pero sé que estoy haciéndolo bien, es una buena oportunidad y me voy a dejar la piel. El otro día contaba mis planes y bueno, hay mil opiniones, que también me ayudan a replantearme cosas, pero he venido a lo que he venido y habrá que armarse de valor. Síganme los buenos!

PD: Vaya partido señores!
Y el de fútbol, pues bueno, nunca había visto celebrar un gol del Barça todo un bar junto y no el colega llevalacontraria de turno solo. Es una experiencia, vamos.

No hay comentarios: