29 mar. 2011

Cosas que te tiran del cabello.

El otro día, en medio de un momento de tensión que no estaba yo para nadie, me llaman OTRA VEZ los de movistar.

"Buenas tardes le llamo de movistar para ofrecerle..." - "si, mira gracias, pero es que me viene un poco mal ahora" - "es solo un segundo blablabla".

Total, a mí generalmente es que me sabe fatal colgarles o mandarles al carajo, porque sé que es un trabajo mortal. Me venía muy mal pero le contesté a sus preguntitas y entonces me acordé de que la última vez que me llegó la factura me cabreó ver las llamadas a fijo.
La amable señorita "Jennifer" (no me lo invento) me dijo que me llamaba para ofrecerme totalmente gratis durante nosecuantos meses el trio de moviestar con teléfono y llamadas a fijos nacionales gratis, internet de un montón de megas de mentira y el rollo ese de la tele.

- Bueno, es que yo no tengo tele
- No puede ser Doña Andrea, está usted segura
- Vamos, la última vez que miré no tenía, le digo yo que no tengo
- Pero eso es imposible, ¿qué hace usted cuando se aburre en casa?
- Ermmm...leo, estoy en internet, llamo a mis amigos, en fin yo que sé, tengo una vida - Aquí ya me empezó a dar la risa.
- Debe de ser usted la única persona en España que no tiene tele
- Le digo yo que no soy la única

En fin, que resulta que si no tienes tele, eres un paria en movistar, y nada de promoción y llamadas gratis a fijos nacionales. Es más es que la tia estaba indignada conmigo: "Si no tiene televisión entonces nada".

Me siento desplazada, esta tarde me descargo algo.

Polémicas de museo.

Y después de un inciso de realidad, volvemos a la vida:

Me desperté el otro día y recién duchada, en proceso de vestirme, veo este artículo delante de mi poco espabilada cara:


Masterpiece by a reknown artist... or by a 5-year-old child? You'd be the judge.

Total que me lo leo, porque qué me cuesta? me he despertado 40 minutos antes de lo que tendría que haberlo hecho...

Las conclusiones son graciosas, es lo típico de "mi sobrino de 5 años podría haber pintado esto", comparan 2 piezas, y ven si la gente es capaz de reconocer la que ha sido pintada por la mano de un artista y la que ha sido pintada por la mano de un niño (que puede ser artista o tener entrañas de ciclista, no se sabe)
Mostraron obras de grandes artistas y de niños, sin identificar, a estudiosos del arte y gente en general, y vieron las conclusiones.
Por lo visto la gente ESCOGE antes las piezas de los profesionales del arte que el rollo dadá. Y es curioso verdad.
Dicen en el artículo que, como conclusión, sabemos mucho más del arte abstracto de lo que pensamos.
Y aquí dejo la conclusión que me ha parecido de lo más interesante. Creo que me la imprimiré y la llevaré en la cartera, para la próxima vez que tenga que oir algún comentario tonto en alguna muestra de arte.

"If we were to speculate about why and how people can tell the difference our reasoning would be the following:
In abstract expressionist paintings, the appearance of realistic objects is entirely neglected: the style (use of color, space, figures) becomes the content of the piece. The art historian William Chapin Seitz points out that an abstract expressionist’s style is created by the process by which the paint is applied, the formal elements of the composition, and the relationship of the elements (Seitz, 1983). In addition, he comments, “nonobjective painting, like that of the primitive, is built directly of lines, strokes and areas.”
A commonly heard claim is that the works of Abstract Expressionists look much like the scribbles and finger-painting of young children (see the film, My Kid Could Paint That). In addition, people have been deceived into spending lots of money on paintings by a chimp (which are of course non-representational) thinking that the work was by a rising abstract expressionist. But our study shows that people can, in fact, tell the difference between a child’s lines and strokes and those in a work by an abstract expressionist – if the two works are paired side by side. And this is NOT due to recognizing the different materials that a child might use vs. a professional artist, because our images were presented on a computer screen, and it was not possible to determine whether the colors were from cheap poster paints on newsprint or fine oil paints on canvas.
The finding that people were much more likely to talk about seeing intentionality, planning and “mindfulness” in the professional than in the child or animal paintings shows us that people are perceiving, perhaps unconsciously, the difference in the mind of the child/animal vs. the mind of the professional artist.
If you think about it, this makes a great deal of sense. Let’s consider the statement by abstract expressionist painter Hans Hofmann who said that art is “The ability to simplify means to eliminate the unnecessary so that the necessary may speak” (Hess, 1952). This statement indicates how much deliberation goes into an abstract painting (clearly considerably more than what a child or chimp would engage in). Mark Rothko’s use of color layering is not random: it is patterned and planned. So are the drips of a Jackson Pollock. Hans Hoffman’s book Search for the Real discusses the “push/pull color theory” where spatial dynamism is created not only by lines and shapes, but also by the interplay of light, color, space and shape. The spatial relationships among all these aspects create visual intrigue, volume and even movement. These tensions create a visual story, or a visual language. In short, as any artist or art historian knows, abstract expressionists were deliberately experimenting with spatial relationships, color tensions and pictorial structure.
By recognizing more planning and intentionality in the professional artworks, participants were able to recognize a “visual language” or artistic “footprint” within the content of the artworks made by professionals (in contrast to the more random markings made by children, apes, and elephants). What we are seeing in this study is that people are, perhaps unconsciously, picking up on this visual genre of art as having a structure, a method. People can pick up on the interplay of space, color and shape that Hoffman describes. People are responding to the fact that there are some images, out of all the images we show them, that have a pattern, expression, a visual language, even an intonation that the other images (child, monkey images) do not. While we might like one style, or “language” better than another, we can see and detect a structured visual language in the professional works. The people in our study saw the deliberations of the artist’s mind."

17 mar. 2011

Ya en casa :)

Aquí os dejo el artículo de mi padre en EL PAÍS, lo último antes de salir de Japón.

Ya está en casa :)

Muchas gracias a todos los que habéis estado pendientes, por los ánimos y el cariño.

Andrea

14 mar. 2011

Hacia Tokyo.

Hola a todos.

Escribo esto sabiendo que mi padre ya está en Tokyo, en un hotel con Katsuo y finalmente más tranquilos nosotros aquí.

Esta mañana me desperté con un email de mi padre. Lo leí antes de levantarme de la cama y lo primero que hice fue escribirle a Alicia Rivera, porque aunque no la conozco, tenía que darle las gracias a ella y a su compañera Georgina por lo que habían hecho.

Después de cómo pasamos el Viernes y de la presión de algunos periodistas que comenzaron a escribirme pidiéndome información o videos de mi padre aunque yo aún no podía hablar con él, decidí no leer nada más y no seguir viendo videos en internet sobre lo que pasaba. Afortunadamente no tengo televisión y no ví más que lo que yo misma busqué el Viernes. Ayer compré El País porque era domingo y lo leí en el desayuno, aún así me negué a leer todo lo de las centrales y anoche cuando me fuí a dormir solo esperaba que mi padre no se quedara colgando en ninguna ciudad del norte de Japón.

Al leer el texto de mi padre he buscado el periódico de ayer y he visto la magnitud de la decisión de quedarse o ir a Sendai. Le deseo lo mejor, ya que ella (Georgina) se dirige a Sendai a cubrir la noticia. Es una situación muy crítica pero confío muchísimo en Japón y la capacidad que tienen de regeneración.

Aquí os dejo el texto para quien lo quiera leer.

Un saludo,

Andrea

"Escapo de Sendai hacia el este, camino de Niiigata en un autobús de linea por la Ruta 42.
Recuerdo perfectamente cuando ayer noche Georgina Higueras , la enviada especial de El Pais  me decía con determinación: "A Yamagata no, a Niigata. Yamagata es un embudo, a Niigata, tú a Niigata". Y tú Georgina ¿adonde vas? "Adonde voy a ir, ¡a Sendai. Es que yo soy periodista y voy a la noticia". Comprendí que yo no lo era. Pero no me avergoncé, Admiré su arrojo y no se si hago bien deseando que no haya podido llegar a un imprevisible Sendai. Esta mañana cuando vi salir los únicos cuatro autobuses que partían desde Sendai hacia Niigata casi me vengo abajo. No hay suficiente combustible y no podían salir más autobuses. Hoy no y mañana no se sabe (a estas alturas he entendido que los japoneses no pueden estimar; o saben o no lo saben. Y no lo sabían. Estaba al principio de la cola en lista de espera. Cuando los autobuses iban a partir no pude evitar acercarme al jefe de la operación y preguntarle: ¿no podríamos ir algunos más sentados en el pasillo? Me contestó educadamente: "no es legal". Volví a la cola doblemente triste por haber hecho esa pregunta y por quedarme en Sendai. Porque ya habia decidido irme, escapar. Ayer domingo, ya con conexión a internet y electricidad, Martha y Andrea, mi mujer e hija, así como mis amigos me pedían que volviera, que la situación era muy difícil de controlar. Yo tenía y tengo fe en el poder de este pueblo para salir de esto. Comencé a googlear los periódicos importantes. Y me encontré con las dos centrales nucleares que han fallado. Me entró el pánico, el que no le deseo a ningún defensor de las centrales nucleares en España. Porque ¿que haces ante eso? ¿Como te defiendes? Busqué como defenderse de ello,  y encontré yodo, encerrarte en tu casa, cerrar las ventanas, etc... Cerrar las ventanas ¿a qué? La naturaleza es un toro, una bestia con cara, a veces traicionera, que no da respiro, como ese tsunami asesino que corrió por las costas japonesas el 11 de marzo, pero una contaminación nuclear es un fantasma, que no tiene cara, del que no puedes librarte, que solo te produce pánico. A medida que corría la tarde la información era más alarmante. La Universidad de Tohoku estaba cerrada y están valorando cuando abrirla, luego no podia hacer nada allí. Escaseaba la gasolina luego una salida de emergencia en taxi o coche particular si la cosa iba a peor era imposible. No habia comida en los supermercados y llevaba comiendo dos dias de la ayuda humanitaria bien organizada por las tiendas del barrio. Finalmente, mis colegas me llamaron para decirme que se esperaba, con un 75% de probabilidad, otro terremoto, una réplica que podia ser de hasta 7 de intensidad,  antes del miercoles y que lo mejor era irme, pero que no sabían aun como sacarme. Y entonces, de la mano de Alicia Rivera, de El Pais, apareció Georgina que me dijo exactamente lo que tenia que hacer. Tardé en convencer a mis colegas que era la propuesta de la periodista era la mejor y a las dos de la mañana llegaron dos estudiantes a mi apartamento para acompañarme a las seis de la mañana hacia la estación de autobuses, a una linea especial que habían abierto hacia Niigata y ayudarme a comprar el billete. 
Estaba casi hundido. No estaba hundido del todo porque pensaba que, al fin y al cabo, me esperaba lo mismo que a estos dos estudiantes, excepto que no podia comunicarme ni valorar la situación en cada momento y ni siquiera comprender las ordenes en caso de emergencia. De pronto, a eso de las ocho y cuarto decidieron que otro autobús podia salir. En el autobús en el que ahora atravieso los paisajes helados, -bellisimos- de la atormentada geografia japonesa. No hay signos del terremoto, excepto las colas a veces muy largas en las gasolineras y que la carreteras locales por las que vamos el trafico es muy lento, y tardaremos ocho horas en llegar. Las autopistas por la que debería ir este autobus, estan exclusivamente destinadas al transporte de viveres, gasolina y material para la emergencia. El area de servicio donde hemos hecho la parada técnica estaba colmada de viveres. No se notaba escasez. Estoy seguro que saldrán de esta si el fantasma nuclear no termina por salir de su castillo. 
Su confianza es tanta que, por ejemplo, mi anfitrión, el profesor Tsukamoto me espera en Tokyo porque mantiene la realización de los experimentos en vuelos parabólicos prevista para la próxima semana en Nagoya, a los que yo iba a acompañarles. "Juanma, los estudiantes no pueden usar los laboratorios en Sendai y es mejor tenerlos ocupados, es mejor hacerlo". Dos de esos estudiantes que irán a Nagoya son Yuki Araki y Yamasaki, los dos que me acompañaron de madrugada a la estación. Cuando me subía al autobús, Yuki, que estuvo en mi laboratorio en Granada, me dijo: "tengo un regalo para usted" Y me dio un pañuelo primorosamente atado. Contenía dos bolas de arroz cocido. Le di un beso. Nos vemos en Granada en Mayo. Y escapé. 

Faltan dos horas para llegar a Niigata donde espero poder tomar el tren bala a Tokyo. "

13 mar. 2011

Mi padre sale de Sendai.

Hola a todos, 
Dada la gravedad de la situación en Sendai por la proximidad a la central nuclear, mi padre ha decidido salir ya de Sendai. Gracias a una amiga que está allí ha localizado una ruta de bus de emergencias que han habilitado hoy para poder salir por el norte y hacia el oeste, para después tomar un tren por la costa oeste hasta Tokio.
Hace un momento ha salido de su casa (allí es madrugada) para intentar coger alguno de los buses (directos o no) que llegan a otra ciudad donde poder enlazar con el tren.
Cuando llegue allí estará ya más a salvo y bastante más lejos de la central esa. Estamos ahora quizás más preocupadas que cuando estaba en el refugio, por la situación y por el hecho de no saber con exactitud qué autobus cogerá o cuándo llegará. Ni sabemos cuánta gente estará también intentando salir de Sendai en dirección a Tokyo.
Gracias a todos por estar pendientes.
 

12 mar. 2011

Ya en casa.

Hola a todos,

En estas horas muchísima gente ha leído la carta de mi padre y nos han escrito interesándose y mandando ánimos. Lo agradecemos mucho, y esperamos que lo que nos contó en ella le haya podido ayudar o dar algo de información a la gente que esté pendiente de familia o amigos allí como estábamos nosotros esta mañana.

La verdad es que es increíble el poder de convocatoria que tiene internet.

Escribo esto porque mi padre ya está en su casa, y todo bien. No tiene luz y estarán así un par de días, pero sí que hay agua corriente y las cosas ya están en calma.

Un saludo a todos,

Andrea

11 mar. 2011

Carta desde Sendai

Por si acaso hay más gente pendiente de algún familiar o amigo en Japón, cuelgo aquí lo que me ha escrito mi padre, que está ahora en Sendai. Lo he encajado un poco porque lo ha enviado por teléfono. Ya no tiene batería y estamos pendientes de cuándo volveremos a saber de él. Pero estamos bastante más tranquilos.

Se llama Geologia
 

Recientemente hemos asistido a una serie de terribles catástrofes naturales: Haiti, Chile, Nueva Zelands, Australia, China, los nuevos chamanes de la izquierda clamaron que era una clara respuesta de la Tierra a nuestro maltrato. También obra de extraterrestres o sofisticadas operaciones militares. Pero no. No hay dioses nº demonios que expliquen esos desastres. Asisto en persona a uno de ellos, aquí en el centro de Sendai, Japon. Esto se llama Geologia.
 

Estoy en un refugio improvisado en una escuela en el barrio de Omahi, en puro centro de la ciudad. Hace algo mas de cuatro horas estaba en mi despacho de Profesir Invitado en la Unicersidad de Tohoku. Todo estaba en orden después del susto de hace un par de Dias en que la tierra tembló, nos levanto de la silla, pero nº nos saco a la calle. "Es fuerte pero esta lejos. No es el que esperamos" dijo mi colega el Profesor Katsuo Tsukamoto mientras la Faculta se movía como un tiovivo. Hoy si. Hoy el centro del seísmo estaba a diez kilometros de profundidad y casi en la vertical de la ciudad. Según pronto supimos 7,9 de intensidad. Y se noto. Me dio tiempo a pensar que debia desenchufar la tetera, los ordenadores, la lámpara. Poco más. Me uno a los que ya corrían hacia la escalera de seguridad. Pillé un casco de los que vi en el camino y bajé a trompicones. Cuando llegué abajo la tierra seguía temblando . Me fui hacia un claro con muro a media altura al que me agarre. Traté de alejarme del muro para sentirlo mejor, para sentirlo más. Pero no me supe mantenr en pie, tuve miedo y volví al muro. Y la tierra seguía temblando. Miré al edificio que acababa de abandonar y que con su estructura antisísmica mantenía el tipo ante semejante ataque, pues la tierra seguía temblando. Más de dos largos minutos, lo que tardaría en leer este parrafo. Ya con las piernas temblando me uní a un grupo que empezaba a formarse en el jardin anexo. No hubo gritos. No hubo histeria, tanto que comente si estaban acostumbrados pero un colega comento inmediatamente que había sido el mayor de su vida. Todo se organizo inmediatamente. Alguien tomo el mando. con un altavoz empezó a dar ordenes que yo no entendía. Mi anfitrión estaba de viaje en Tokyo, pero mis estudiantes que sabían inglés me tuvieron informado. Después de que un piquete comprobara los destrozos, pudimos subir de seis en seis comenzando desde el piso superior a recoger nuestros abrigos pues empezó una fuerte nevada. Comenzó a llegar información sobre el seísmo. Todo el mundo tenía en mente Kobe y estaban preocupados por sus familias y sus casas, pero increíblemente la ciudad no parecía estar dañada, solo algunos incendios. El frío arreciaba y alguien ordeno cobijarnos a la entrada de un refugio que parecía menos dañado. Allí, mis alumnos empezaron a sacar cajas de víveres, agua, galletas y una lata de sardinas que guardo ahora por si hace falta mañana. "¿De donde habéis sacado eso?" - "llevábamos diez anos esperandolo, Profesor; está todo previsto". Todo organizado y además por gente que estaba entrenada para autoorganizarse. Entendí entonces que esta ciudad se había preparado para combatir a este mostruo que esperaban pacientemente. Y lo había hecho con las mejores armas que tenemos: con Ciencia y Tecnologia.
No podíamos quedarnos en la universidad. Bajamos desde la Colina andando porque el trafico estaba colapsado. Una pareja de estudiantes se ofrecieron a acompanarme para comprobar los destrozos en mi casa y llevarle a un refugio. Cuando me entere que no quedaba en el camino de la suya proteste pero me dijeron que habían pasado un año en Bélgica, sabían lo que es no entender el idioma local y no me podían dejar solos. Seguimos caminando bajo la nieve y cuando al cruzar el puente sobre el rio, atisbamos la ciudad, no pude contener la alegría de ver a la ciudad en pie, sus casas enteras, sus rascacielos enhiestos, con algún rasguño, pero victoriosa. En la cara de los estudiamtes note el orgullo de la victoria. Habían ganado. El camino a mi csa fue una continua lección de comportamiento y al despedirse me dijeron "ya sabe profesor: esta noche lo importante es pensar que estamos vivos y que tenemos la obligación de seguir vivos.
Aquí, en el refugio no tengo noticias de la gravedad de los daños, aunque me imagino que el tsuami posterior ha debido ser tremendo. La tierra sigue -cinco horas despues- enviando violentas replicas que nos mantiene en vilo pero con la esperanza de salir de esta. Aunque a veces huela a azufre, no son diablos ni dioses quienes las.envían, ni son ejercicios con bombas nucleares ni es la tierra enfurecida con la humanidad. Esto se llama geología, es ciencia y es tecnologia, y lo sabe un pueblo que quizas acaba de ganar una batalla historica.

10 mar. 2011

BASURA

He leído esto y me he puesto de mala leche. Id pasando las imágenes e iréis viendo una perla detrás de otra.

Esto es una prueba más de la gente que escribe el Libertad Digital. Basura. La incultura, la costra y las telarañas es lo que tienen, que dan mucho de sí.

La pseudobroma de la silla es eso pseudo, casi, amago de. Como el infructífero intento de entender el arte que ha hecho el autor de este reportaje. Yo comprendo que hay mucha prisa para verse ARCO y salir volando a tomar el aperitivo, pero tampoco esperaba más de esta publicación.

Te puede gustar o no, pero esta crítica es tan barata como los programas de esoterimo son baratos hacia la ciencia. Si no aportas soluciones no aportes problemas. Ir a la feria de arte contemporáneo más importante de España a decir que todos tenemos una obra de arte en casa porque tienes una bici colgando sobre cajas no es solo estúpido si no triste.

No sé, es como si Gila hubiera vuelto a la vida y se hubiera dado un paseíto por ARCO, mucha broma simplona. Es más fácil reirse de algo que intentar entenderlo y tener que admitir abiertamente que no te da la cabeza para tanto.

La particularidad del arte contemporáneo, que lo diferencia de la pintura de historia del XIX o los desnudos renacentistas, es que hay que leerse un poquito el papelillo, e intentar entender ("léete un librito, chiquillo"), no vale con pasar al lado y decir "no me gusta, que mierda es esta", párate un poquito y échale un ojo. Es como si vas a ver el cuadro de Enrique VIII, no sabes nada de historia y dices "mira al gordo este, a saber quién sería, tiene cara de buena gente".