29 sept. 2008

destroyer?



Torrijos...
Torrijos es un pueblo que tampoco es que sea precioso pero que si lo hubiera sido no me hubiera enterado de mucho.
El sábado cogí un par de autobuses con un torrijeño de naturaleza y un adoptado como yo para irnos a las fiestas, al bajarnos del bus, el chimpun chimpun de la banda nos guió hasta la plaza. Allí nos encontramos con el resto de la tropa, que terminamos siendo un montón de gañanes y yo, que me encargo de meterlos en vereda.
Cerveza gratis, comida gratis (aun siendo paella, si es gratis, nos vale)...música de la de toda la vida...qué más le puedes pedir?
A la noche, visto el estancamiento, decidimos emborracharnos, pero algo pasaría, el frío, el dinamismo, la cantidad de comida...el caso es que no lo conseguimos, y menos mal, porque no quiero pensar en cómo habría sido ir en los coches de choque con todos estos borrachos.
En fin, fue divertido, con sus cosas buenas y malas.
El domingo en cambio fue el relax absoluto, mucha calma, mucha cama, y macarrones.
No me puedo creer que sea lunes, baby.

No hay comentarios: