7 sept. 2008

Enrosca, luego vale.

ooooooooooh I can't wait for much longer...
Ando con poquito tiempo, pero no era cuestión de dejar pasar algo curioso.
Hace como...9 meses o más, se me perdió en una fiesta de mi casa una de las bolas del piercing que llevo en la lengua. Tal cual en el salón, de pronto me di cuenta de que se había desenroscado, abrí la boca y salió: ploc ploc ploc...entre la oscuridad de la fiesta y el nivel de alcoholismo, no conseguimos encontrarla, y al día siguiente al limpiar no apareció.
Yo me puse otra bola y santas pascuas.
Hoy, después de 2 mudanzas, estoy limpiando mi cuarto y oigo: ploc ploc ploc...una bola se cae al suelo...la bola...la misma que se perdió en el salón de mi casa de la calle Rendondilla.
Uno reemplaza cosas cuando se pierden, o cuando no sirven. Te jode pero ves que otras encajan, aunque no es lo mismo.
Si la bola tras una mudanza transatlántica y otra en Madrid (que es casi igual de jodida), quiso volver, entonces merece su puesto en su lugar de origen, porque sin duda era mi bola preferida.
Pero tengo que estar segura de que está bien limpia antes de volvérmela a colocar.

No hay comentarios: