1 sept. 2008

Mañana más y mejor

So...
Si el exámen era a las 6, yo llegúe a la Universidad a las 11.30 tras muy malos sueños y una llamada que me quitó sin piedad mis 10 últimos minutos de sueño. Se me puede llamar cuando me queda aún dos horas, y hasta te lo agradezco, porque cuelgo y miro el reloj y digo "toma! aun me quedan dos horas!" pero cuando quedan 10 minutos...no...eso no tiene perdón de Dios.
Total, que después de ducharme tuve que llamar a mi madre porque ni me enteré de lo que me había dicho.
Llegada a la UAM...papeleo y desayuno con Laura (back to the good times), y encuentros en esta nuestra Universidad. Buen viaje y mucho éxito a la chica de Toronto!
Grandes noticias: cafetería nueva. Pero con nivel de diseño y calidad que te dan ganas de quedarte allí...más que antes incluso.
Y me pongo a estudiar en la biblioteca, veeeenga vale, sus horitas, la última hora en una mesa enorme del departamento donde me tumbo cual reina, y si entra alguien pues que pregunte.
Pero aquí viene lo bueno: Dónde está el aula??? no se sabe, Eleno por teléfono me lo mira en internete porque la sala de ordenadores está cerrada...adoro la UAM.
Entramos al exámen y la profesora, la empieza a liarla en su línea: que no hay proyector, que no encuentra las llaves... me está queriendo decir que en toda la UAM no ha encontrado un proyector?? "ay, es que a mi no me gusta hacer asi los exámenes...blablabla" ¡Que a mí no me eches la lágrima! ¿por qué la gente es tan jodidamente incapaz?
Total, que dijo las preguntas.
A los que no sois de Arte, esto os tiene que sonar a tontería del siglo...pues no.
Las puertas de San Miguel de Hildesheim...primero que varios de nosotros no oímos lo de puertas, pero es que resulta que es una iglesia que es bipolar, vamos, que tiene dos cabeceras, y por lo tanto dos puertas, asique eso conté yo (y media clase), que si la bipolarización, que si las torres que si las cúpulas... otra gente habló de las puertas de bronce de San Miguel...Y ahora qué? Esta carrera es todo visual.
Siguiente ejemplo: la problemática del arte mozárabe. Y aquí levanto yo la mano y digo: "podría decirnos de manera orientativa la diapositiva que iba a poner?" "no"....se hace un silencio "lo tendrías que saber"...La miro con cara de eres idiota, tía "vale, gracias" y me pongo a escribir.
Yo conté los problemas de los mozárabes para construir de nuevas, porque los árabes no les dejaban, blablabla. Otros hablaron de la problemática de "mozárabe" como concepto.
En una carrera en la que estudias asociando imágenes a ideas, hacer un exámen diseñado para imágenes, sin ellas, es como para matarla con tomate.
Salimos todos flipando, yo dije que pasaba de enzarzarme, que me iba a mi casa, unos fueron a quejarse...yo paso mira, si me quiere oír pues que me suspenda y nos vemos en la revisión.
Es curioso...hay una cosa que se llama libertad de cátedra. O traducido: Como te saques la plaza ya te puedes olvidar de todo lo que sepas (si alguna vez supiste algo), y obviamente, saber enseñar es solo un detalle sin importancia. ¿Realmente es justo que le den un montón de clases que no tienen nada que ver la una con la otra a alguien que todo el departamento sabe que tiene problemas? ¿Por qué al final siempre la solución a todo es la no solución? La eterna respuesta de los profesores ante este tema es "ya, si ya lo sabemos todos, pero no se puede hacer nada, sería meterse en un jaleo enorme".
Joder, que asco de cobardes.

1 comentario:

Elena R dijo...

la chica de Toronto agradece enormemente tus buenos deseos! :-)
un beso, rubia!