19 oct. 2009

Domingo


Los domingos son unos dias que ahora aprecio mucho.
Como actualmente tengo tantas cosas que hacer durante la semana, llega el domingo y es bendito para mí.
El sábado me dió hasta coraje salir, pero como vivo en el barrio mismo donde salgo pues a las 3.30 estaba en mi casa como una bendita después de reirme un rato en el electric bar. No estoy yo para razzmatazes ni apolos últimamente.
Porque yo me lo estaba pasando bien, pero estaba muyyy cansada, y siempre digo "el fin de semana que viene salimos en serio" pero luego no lo hago. Total, que el domingo me levanté aún a una hora prudente, fui a comprarme EL PAÍS y estaba la plaza de la vila llena de gente de domingueo desayunando tranquilitos...oh qué placer!. Así que como no está la cosa para ponerse a desayunar en la calle por mucho que apeteciera, me fui a casa, saqué por la ventana una mesa y una silla y me puse a desayunar lo que teníamos y a leer el periódico tranquilamente (de ahí la foto).
El resto del día transcurrió en una tranquilidad absoluta recogiendo el cuarto y leyendo, ni ganas de asomarme a la calle.
Hoy en cambio tengo mil cosas que hacer y poquito tiempo ya.
Tengo que organizarme para ver dos exposiciones esta semana. Y mañana entrego el primer proyecto del curso, pero aún así encuentro rato para la distracción. Hoy después de la galería, y de la conferencia del IED me voy al cine si o si, sola, acompañada o como sea.

Por cierto, mi cuarto ya parece habitado...I like it!

Me voy que no llego y me salen los quéhaceres por las orejas! pero todos me gustan por ahora!

No hay comentarios: