9 oct. 2009

vayamos por partes, Jack.

Te diré, que estoy muy floja con el blog, pero es que tengo mil cosas que hacer, y cuando no las estoy haciendo, estoy durmiendo. No sé qué me pasa pero no puedo parar de dormir. En verdad os digo.
La vida en Barcelona es...otra cosa.
En realidad esto es un pueblo chiquitito, Gracia. Tiene su aquel no llevar aquí ni un mes y ya que te salude la gente y cruzarte casi cada día a conocidos por la calle. Está por ahora toda mi vida muy cerca de casa, pero es de estas distancias que te joden, no está lejos para ir en metro (directamente es que no tiene sentido ni es posible) pero no tan cerca como para que te apetezca siempre ir dando paseos de un sitio a otro. En resumen, quiero una bici.
Total, que en esas estoy. Me gusta mi biblioteca, mi mercado y mi casa. Me gusta mi escuela y mi galería.
Lo único que me tiene un poco mosca...es el tiempo. Es Octubre!! ¿Por qué hace calor? ¿Pero qué pasa? tengo ganas de abrigarme. Yo leo mucho más cuando hace frío y tengo que leer muchísimo este año, me lo he prometido.
De hecho, estoy pensando que debería ir a algún lugar que tengan el aire acondicionado brutalmente alto y sentarme allí a leer con mi mantita...como la farmacia a la que fui ayer...caballero, tiene usted el termostato roto? no ha notado que la gente va en manga corta al otro lado de su cristal y esto parece Siberia? Casi compro también Frenadol por lo que pudiera pasar después de haber estado allí.

Aquí en Barcelona no para de haber exposiciones e inauguraciones,charlas y eventos varios. La antigua casa Haiku, la conferencia en la Pedrera de Smiljan Radic (opening del BIArch), la inauguración en MasArt...y como 4 ó 5 "eventos" a los que he dicho que sí que voy...casi ningún día consigo cenar en casa, porque siempre surge algo, como anoche, que fui a casa de Tito a cenar y vimos en su super proyector "The Racket" Buenísima. De verdad. Como la pizza que comimos, que estaba bastante bien.
Esto de tener familia putativa por ahí, tiene sus cosas buenas. Ahora resulta que Tito tiene que echarme un ojo aquí en Barcelona por órdenes del sur...manda narices. Aunque mira, si es así, que me controlen! Al pueblo, pan y circo!

No hay comentarios: