29 mar. 2008

VIP...Very Impossible to Pass.

Me arreglé, mucho. Y con mi dolor de garganta (si, xq mi cuerpo es asi, no te alegres mucho de que te deje de doler una cosa, q ya vendra otra), y Diego arreglaito, nos vamos a la fiesta esa con el pase VIP.
Cola, frío y alguna bromilla de los "privilegiados" que esperábamos a las puertas del hotel. Habían superado el aforo con creces (con creces americanas, yo estaba segura que allí tenía que haber todavía muchísimo espacio. Pero estos yankees y la supersuperseguridad superficial...ya se sabe), y alli estábamos un monton de VIP´s y exhibitors en la puerta...helándonos, que ayer hacía una noche estupenda en NY y justo el hotel estaba en el corte de una calle donde se ve que convergían todos los vientos posibles.
Aquello dejó de tener gracias para convertirse en una ridiculez. Asiq así como fuimos nos volvimos...mi vestido...se que es una tonteria, pero...mi vestido....:(
Aun asi estuvo bien el dia, algunas vueltas por soho por la tarde buscando necesidades, y una merienda cena agradable, y de risas. Me gusta.
Conclusión. Lo de ser VIP tiene mucha gracia y tal, pero tios, montaros vuestra propia fiesta, elegid a vuestros VIP e iros al Village de cervezas.
Next stop: gug´party.

En el ipod: la musiquilla de la psp.
mode: la garganta fatal fatal...:(

1 comentario:

taun dijo...

Muy buena historia.