31 oct. 2009

For the first time in History...


Muy buenas noticias.
Tras casi una semana muy buena (y no neguemos que teniamos nuestras dudas), y la verdad es que estoy bastante bien, sigo bastante bien.
Pero ayer pasó algo mucho más genial de lo normal...ayer me pagaron. 4 duros, pero me pagaron. Pero lo mejor de todo no fue eso, es que me pagaron por primera vez por trabajar en arte. Y eso vale el triple del valor de las moneditas que me dieron.

Los trabajos anteriores, mejores o peores, no eran mucho más que dinero para mí, cuando me molestaba algo o no quería ir pensaba en el ruido de una maquina registradora, cliiiing cliiiing, "luego me van a pagar, luego me van a pagar". Pero ahora no, ahora pienso "venga Andrea que es para ir a mejor, que es Arte ya tendrás un sueldo de verdad!". Y suena mucho mejor en mi cabeza aunque suene mucho peor en mi bolsillo.

Hoy voy a casa por un par de días, tengo muchas ganas de ver a todos, la verdad es que tengo muchas ganas de ir, y extrañamente, no tengo tantas de tener que volver. Y no es muy normal eso, ni significa que no esté aquí bien, creo que es más bien la sensación de que ahora volver a casa es más complicado que cuando vivía en Madrid, ¿cómo se puede preferir 5 horas y media de autobús a 1 hora y cuarto de avión?.
El caso es que me voy un par de días a casa, y lo estoy deseando.

En Barcelona, por cierto, nunca es otoño de verdad.

19 oct. 2009

Domingo


Los domingos son unos dias que ahora aprecio mucho.
Como actualmente tengo tantas cosas que hacer durante la semana, llega el domingo y es bendito para mí.
El sábado me dió hasta coraje salir, pero como vivo en el barrio mismo donde salgo pues a las 3.30 estaba en mi casa como una bendita después de reirme un rato en el electric bar. No estoy yo para razzmatazes ni apolos últimamente.
Porque yo me lo estaba pasando bien, pero estaba muyyy cansada, y siempre digo "el fin de semana que viene salimos en serio" pero luego no lo hago. Total, que el domingo me levanté aún a una hora prudente, fui a comprarme EL PAÍS y estaba la plaza de la vila llena de gente de domingueo desayunando tranquilitos...oh qué placer!. Así que como no está la cosa para ponerse a desayunar en la calle por mucho que apeteciera, me fui a casa, saqué por la ventana una mesa y una silla y me puse a desayunar lo que teníamos y a leer el periódico tranquilamente (de ahí la foto).
El resto del día transcurrió en una tranquilidad absoluta recogiendo el cuarto y leyendo, ni ganas de asomarme a la calle.
Hoy en cambio tengo mil cosas que hacer y poquito tiempo ya.
Tengo que organizarme para ver dos exposiciones esta semana. Y mañana entrego el primer proyecto del curso, pero aún así encuentro rato para la distracción. Hoy después de la galería, y de la conferencia del IED me voy al cine si o si, sola, acompañada o como sea.

Por cierto, mi cuarto ya parece habitado...I like it!

Me voy que no llego y me salen los quéhaceres por las orejas! pero todos me gustan por ahora!

17 oct. 2009

Signos



En Barcelona hace frío hoy.
Iba a hablar de que ayer me fui a casa de mi primo a cenar con él y con mi sobrino Manu, que es un niño genial y muy divertido. He decidido encargarme de que Manu sepa lo que es tener primos mayores, no mentores ni nada, si no gente que te quiere pero que te hace rabiar y aprendes a defenderte, gente que te defiende y te enseña cosas. Aunque él ya sabe muchas más de las que yo puedo contar aún.
En fin, iba a hablar de anoche, y de lo bueno que es tener familia cerca y lo extraño que es al mismo tiempo, es la primera vez que vivo en la misma ciudad con familiares que no sean mi padre y mi madre.
Pero ha ocurrido algo hoy curioso. Mariella y yo hemos tenido hoy una conversación con un sordo mudo. Lo cual demuestra que si quieres, puedes.

Estábamos en un bar bastante chungo de la Barceloneta (la idea inicial era ir a comer pescado, bueno la mía porque a ella no le entusiasma, pero un problema monetario se interpuso en nuestros planes), esperando por nuestros platos combinados de dudosa procedencia, rodeadas de 4 pescadores curtidos, y sus respectivos cigarros llenos de ceniza que caía de cuando en vez al suelo.
Digamos que rompíamos un poco en el ambiente. Y ahí en la barra un hombre aseado, mayor y con la piel clara, nos pasa los platos de la barra a la mesa (una distancia de un metro). No es camarero, está tomando un refresco. El del bar me dice "le hace ilusión ser camarero, y hombre, por un dia que lo haga..." y se lleva un dedo a la oreja y otro a la lengua con expresión de lástima.
A partir de ahí podríamos desarrollar un drama estupendo, pero no. No tengo ni la más mínima idea de cómo, Mariella comienza a hablar con él, nos cuenta que su padre era patrón de barcos (nos lo verificó luego un pescador) y que como él no puede navegar trabajaba remendando redes. Que usa mucho el ordenador, porque así no tiene que hacer esfuerzos para hacerse entender, y que el móvil, pues por mensajes. Pero es que este hombre tenía gracia hasta hablando por señas.
Al final resulta que tenemos su teléfono por si un día queremos pescado fresco, que se lo avisemos y nos lo trae ahí a la cafetería, y que cuando venga el novio de Mariella (que el del bar le conocía) va a traernos de todo...dime tú si la vida no es curiosa.

Volvimos andando hasta la moto y nos paramos un poco a ver el mar, un día precioso, pero demasiado frío. A mí es que estos cambios de presión me dan un sopor...

15 oct. 2009

Focus

Ufffff...uffff...vale, me tengo que despertar...más bien irme a dormir antes, tengo mil cosas que hacer...
Me desespera profundamente que la gente no coja el teléfono, y peor aún que vea la llamada y no te llame para ver qué quieres. 
Acabo de tener una hora de crisis...vamos que me han regañado porque soy medio idiota, y aunque todo está ya en orden (por ahora) ya tengo los músculos en tensión y quedan 40 minutos para que empiece la clase. Bueno a ver, relax, no se puede hacer todo perfecto en esta vida.
Al menos hoy ha llovido, tímidamente, pero ha llovido.
Esto era solo una nota rápida, cuando vuelva a tener vida escribiré.

14 oct. 2009

Estuches


Barcelona va muy muy lentito...y tengo una ventana que no se apaga nunca.

Ayer fue el primer día del curso, algún reencuentro de Julio y muchas ganas de empezar, ¿sabes ese olor a lápices recién afilados y a cuadernos nuevos? ¿A mochilas con las etiquetas puestas y promesas de no romperla este año?
Buena pinta el planteamiento del curso, buen ambiente en la clase, incluso hay otra chica de Arte!! ya era hora! Y la suerte de que esté Carolina (del curso de Julio) que ya nos conocemos y siempre relaja el primer día.
En realidad la clase no tiene nada que ver con lo que me esperaba, y eso que yo era la única con la lista de clase, por lo que podía hacerme más o menos una idea. Pero muy bien, la verdad, tengo muchas ganas de pillar el ritmo.
He de decir que ya he fallado un poco con mis obligaciones de tutora, porque me olvidé completamente de pasar la lista de clase a ordenador...gracias...así que cuando llegué no solo no había hecho eso, si no que además había entrado un chico en el último momento y tendría que haber grabado un USB más (todos reciben un USB con la información básica dentro).
Va a ser extraño salir de clase tan tarde, pero pasó algo genial bajando Torrent de l'Olla, y es que me dió frío! finalmente! ya era hora!
Tengo ganas de llevar jersey y de acurrucarme en él al sentarme, echo de menos la sensación de alivio que da el calor al entrar a un sitio, tanto, que casi echo de menos la punta de la nariz roja del frío. Pero por ahora con un jersey me basta.

En Barcelona nunca es Otoño y la playa es eterna.

9 oct. 2009

vayamos por partes, Jack.

Te diré, que estoy muy floja con el blog, pero es que tengo mil cosas que hacer, y cuando no las estoy haciendo, estoy durmiendo. No sé qué me pasa pero no puedo parar de dormir. En verdad os digo.
La vida en Barcelona es...otra cosa.
En realidad esto es un pueblo chiquitito, Gracia. Tiene su aquel no llevar aquí ni un mes y ya que te salude la gente y cruzarte casi cada día a conocidos por la calle. Está por ahora toda mi vida muy cerca de casa, pero es de estas distancias que te joden, no está lejos para ir en metro (directamente es que no tiene sentido ni es posible) pero no tan cerca como para que te apetezca siempre ir dando paseos de un sitio a otro. En resumen, quiero una bici.
Total, que en esas estoy. Me gusta mi biblioteca, mi mercado y mi casa. Me gusta mi escuela y mi galería.
Lo único que me tiene un poco mosca...es el tiempo. Es Octubre!! ¿Por qué hace calor? ¿Pero qué pasa? tengo ganas de abrigarme. Yo leo mucho más cuando hace frío y tengo que leer muchísimo este año, me lo he prometido.
De hecho, estoy pensando que debería ir a algún lugar que tengan el aire acondicionado brutalmente alto y sentarme allí a leer con mi mantita...como la farmacia a la que fui ayer...caballero, tiene usted el termostato roto? no ha notado que la gente va en manga corta al otro lado de su cristal y esto parece Siberia? Casi compro también Frenadol por lo que pudiera pasar después de haber estado allí.

Aquí en Barcelona no para de haber exposiciones e inauguraciones,charlas y eventos varios. La antigua casa Haiku, la conferencia en la Pedrera de Smiljan Radic (opening del BIArch), la inauguración en MasArt...y como 4 ó 5 "eventos" a los que he dicho que sí que voy...casi ningún día consigo cenar en casa, porque siempre surge algo, como anoche, que fui a casa de Tito a cenar y vimos en su super proyector "The Racket" Buenísima. De verdad. Como la pizza que comimos, que estaba bastante bien.
Esto de tener familia putativa por ahí, tiene sus cosas buenas. Ahora resulta que Tito tiene que echarme un ojo aquí en Barcelona por órdenes del sur...manda narices. Aunque mira, si es así, que me controlen! Al pueblo, pan y circo!