14 ago. 2008

V.O

Vengo del cine con mi manojo de llaves sonando, como San Pedro. Vengo pensando en las bolsas en la cabeza llenas de sangre, en lo dura que debe de ser la realidad en algunos sitios, y lo cómoda que es verla en un sillón de un cine que se llama Renoir.
Si podéis, id a ver Tropa de Élite. Una película brasileña que está ahora en algunas salas. Y si conseguís posicionaros, si alguien consigue sacar una conclusión clara, que me lo cuente.

No hay comentarios: